Bienvenidos al blog de hábeas data financiero y protección de datos personales

Bienvenidos al blog de hábeas data financiero y protección de datos personales


Invito a participar en este espacio a los interesados en la protección de datos personales, con la finalidad del enriquecimiento conjunto y colaboración con la sociedad.

Toda persona tiene derecho a conocer sus datos personales, que se encuentren en archivos, bases o bancos de datos y en caso de falsedad o discriminación, exigir la supresión, rectificación, confidencialidad o actualización de aquéllos.

En Argentina, la protección de datos personales se rige principalmente por el artículo 43, párr. 3º de la Constitución Nacional, la ley 25.326 y su decreto reglamentario 1558/2001.


Pueden dejar comentarios, sugerencias o enviar artículos de interés para ser publicados en este blog.


E-mail: contacto@habeasdatafinanciero.com


Libro Hábeas Data Financiero

lunes, 19 de septiembre de 2016

Caducidad de los datos

Corte Suprema de Justicia de la Nación, Yas, Dardo Guido c. Citibank N.A. s/sumarísimo.
Buenos Aires, 5 de febrero de 2013.
Vistos los autos: "Recurso de hecho deducido por la demandada en la causa Yas, Dardo Guido c/ Citibank N.A. s/ sumarísimo", para decidir sobre su procedencia.

 Considerando:
1°) Que la Sala C de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, al revocar la decisión de grado, hizo lugar a la acción de hábeas data deducida por Dardo Guido Yas contra el Citibank N.A. en los términos de la ley 25.326, ordenando a esta entidad que suprimiera la totalidad de los datos referentes a la deuda del actor.
2°) Que para así decidir, el tribunal de alzada consideró que se hallaba agotado el plazo previsto en el artículo 26, inc. 4° de la ley 25.326. Sostuvo que éste debía ser contado desde el mes de octubre de 2002, momento en que el banco había informado al actor como deudor en categoría 5 ("irrecuperable"), ya que esa había sido la última información "significativa" revelando la existencia de una deuda exigible. Agregó que no cabía computar el plazo desde la fecha de la última información adversa, pues admitir dicha interpretación "...permitía al banco informante postergar sine die el transcurso del plazo de caducidad a través del simple recurso de repetir mensualmente la información registrada, lo que desnaturalizaría el derecho al olvido tutelado por la ley 25.326...".
3°) Que contra lo así decidido, el Citibank N.A. interpuso el recurso extraordinario federal, cuya denegación origina la presente queja.
4°) Que la cuestión atinente al "derecho al olvido" previsto en el artículo 26, inc. 4° de la ley 25.326 y en el artículo 26, párrafo 3°, del decreto reglamentario 1558/01, es sustancialmente análoga a la resuelta por el Tribunal en los autos "Nápoli, Carlos Alberto c. Citibank N.A." (Fallos: 334:1327), a cuyos fundamentos y conclusiones corresponde remitir —en lo pertinente— por razones de brevedad.
5°) Que en cuanto al resto de los agravios, el recurso extraordinario cuya denegación originó la presente queja es inadmisible (artículo 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).
Por ello, habiendo dictaminado la señora Procuradora Fiscal ante esta Corte, se hace lugar a la queja con el alcance indicado, se declara parcialmente procedente el recurso extraordinario y se confirma la sentencia apelada. Costas por su orden en atención a la forma en que se decide. Reintégrese el depósito de fs. 53. Agréguese la queja al principal. Notifíquese y devuélvase. —Ricardo Luis Lorenzetti. — Elena I. Highton de Nolasco (según su voto). — Carlos S. Fayt (según su voto). — Enrique S. Petracchi. — E. Raúl Zaffaroni. — Carmen M. Argibay (según su voto). — Juan Carlos Maqueda.

Voto de la señora vicepresidenta doctora doña Elena I. Highton de Nolasco y de los señores ministros doctores don Carlos S. Fayt y doña Carmen M. Argibay:
 Considerando:
1°) Que la Sala C de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, al revocar la decisión de grado, hizo lugar a la acción de hábeas data deducida por Dardo Guido Yas contra el Citibank N.A. en los términos de la ley 25.326, ordenando a esta entidad que suprimiera la totalidad de los datos referentes a la deuda del actor.
2°) Que para así decidir, el tribunal de alzada consideró que se hallaba agotado el plazo previsto en el artículo 26, inc. 4° de la ley 25.326. Sostuvo que éste debía ser contado desde el mes de octubre de 2002, momento en que el banco había informado al actor como deudor en categoría 5 ("irrecuperable"), ya que esa había sido la última información "significativa" revelando la existencia de una deuda exigible. Agregó que no cabía computar el plazo desde la fecha de la última información adversa, pues admitir dicha interpretación "...permitía al banco informante postergar sine die el transcurso del plazo de caducidad a través del simple recurso de repetir mensualmente la información registrada, lo que desnaturalizaría el derecho al olvido tutelado por la ley 25.326...".
3°) Que contra lo así decidido, el Citibank N.A. interpuso el recurso extraordinario federal, cuya denegación origina la presente queja, y que resulta formalmente admisible en razón de que, al margen de los agravios fundados en la arbitrariedad de la sentencia, se encuentra en juego la inteligencia de las normas de naturaleza federal y lo resuelto por el superior tribunal de la causa es adverso al derecho que el apelante funda en ellas (artículo 14, inc. 3°, de la ley 48).
4°) Que la cuestión atinente al "derecho al olvido" previsto en el artículo 26, inc. 4° de la ley 25.326 y en el artículo 26, párrafo 3°, del decreto reglamentario 1558/01, es sustancialmente análoga a la resuelta por el Tribunal en los autos "Nápoli, Carlos Alberto c/ Citibank N.A." (Fallos: 334:1327), a cuyos fundamentos y conclusiones corresponde remitir —en lo pertinente— por razones de brevedad.
5°) Que en cuanto al resto de los agravios, el recurso extraordinario es inadmisible (artículo 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).
Por ello, habiendo dictaminado la señora Procuradora Fiscal, se resuelve: I. Hacer lugar parcialmente a la queja y declarar admisible el recurso extraordinario con el alcance indicado. Costas por su orden en atención a la fecha de interposición del recurso de que se trata, y al modo en que fueron distribuidas en el precedente citado. II. Desestimar la queja con relación a los restantes agravios. Con costas (art. 68 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). Reintégrese el depósito de fs. 53. Agréguese la queja al principal. Notifíquese y devuélvase. — Elena I. Highton de Nolasco. — Carmen M. Argibay. — Carlos S. Fayt.

No hay comentarios:

Publicar un comentario