Bienvenidos al blog de hábeas data financiero y protección de datos personales

Bienvenidos al blog de hábeas data financiero y protección de datos personales


Invito a participar en este espacio a los interesados en la protección de datos personales, con la finalidad del enriquecimiento conjunto y colaboración con la sociedad.

Toda persona tiene derecho a conocer sus datos personales, que se encuentren en archivos, bases o bancos de datos y en caso de falsedad o discriminación, exigir la supresión, rectificación, confidencialidad o actualización de aquéllos.

En Argentina, la protección de datos personales se rige principalmente por el artículo 43, párr. 3º de la Constitución Nacional, la ley 25.326 y su decreto reglamentario 1558/2001.


Pueden dejar comentarios, sugerencias o enviar artículos de interés para ser publicados en este blog.


E-mail: contacto@habeasdatafinanciero.com


Libro Hábeas Data Financiero

domingo, 23 de julio de 2017

Deudor moroso


Fijate si sos deudor moroso y cómo solucionarlo

El Banco Central y empresas privadas registran la información financiera, pero puede haber errores que impiden gestionar un crédito o abrir una cuenta. 


Cualquier operación financiera, desde un crédito hipotecario hasta la apertura de una cuenta bancaria, pasa por un filtro informativo. El Banco Central y el Veraz tienen información sobre la actividad crediticia y comercial de cada uno. Aunque no siempre suele estar actualizada y puede contener errores. Son errores que, al gestionar un préstamo, pueden costar caro.
La Central de Deudores del Banco Central permite acceder a los datos financieros de cualquier persona con el número de CUIT. La semana pasada inauguró una nueva plataforma web, usuariosfinancieros.gob.ar, que simplifica el acceso a esa información.
¿Qué datos muestra el BCRA? Básicamente, la deuda de cada contribuyente, sean préstamos o tarjetas de crédito, y si tiene cheques rechazados.
Es información que los bancos entregan a la autoridad monetaria. Y que permite "calificar" a los deudores de 1 a 6.
Un deudor categoría 1 es aquel en "situación normal": tiene sus pagos al día. El 6 es el "irrecuperable". Cada banco informa el estado de cuenta. Con esos datos, las entidades financieras deciden si otorgarán tarjetas, créditos o hasta apertura de cuentas a un contribuyente.

¿Qué sucede si esa información es errónea? El cliente bancario debe, primero, pedir al banco en cuestión que la rectifique. De no tener éxito, puede hacer un reclamo ante el Banco Central.
Cómo solucionarlo con el Central
El BCRA permite completar un formulario de acceso, rectificación o supresión de datos personales. Exige haber hecho el reclamo previo ante el banco. A la petición, que se puede completar online, se deben adjuntar copias escaneadas del anverso y el reverso del DNI, copia escaneada de la respuesta que brindó la entidad en cuestión al hacer el reclamo y copias de la documentación que permita respaldar la denuncia (resúmenes de tarjeta, libre deuda, etcétera).
Antes de avanzar con el reclamo, es útil saber que existe cierta demora en la actualización de los datos. Los bancos, fideicomisos financieros y emisores de tarjetas de crédito deben ingresar los datos antes del día 20 del mes siguiente al periodo informado. Es decir, si cancelás una deuda hoy, esa información se procesará dentro de un mes.
Cómo solucionarlo con los privados
Con el Veraz y las otras empresas privadas de información comercial y financiera, el trámite es algo más complejo. La ley de Hábeas Data faculta a cada persona a pedir de manera gratuita los datos que estas firmas tienen sobre ella.
Estas compañías se manejan con información más o menos pública: la del Banco Central, la información de sociedades que surge del Boletín Oficial, fallos judiciales (como inhibiciones), etcétera. Por lo tanto, no suelen hacerse cargo de los errores de información.
Pero, a veces, manejan información desactualizada. O informan sobre deudas ya resueltas.
Si la deuda informada es errónea, la persona puede pedir que esa información sea rectificada en un plazo de cinco días. Es un trámite rápido y sencillo. Cualquier comprobante de pago (un resumen de cuenta de tarjeta de crédito, por ejemplo) sirve.
Si la deuda existió pero se regularizó, las empresas de información pueden mantener publicado ese antecedente por un plazo de dos años, pero debe estar aclarado que el conflicto fue resuelto.
En el caso de no pagar la deuda, la persona figurará como deudor moroso durante un plazo de cinco años. Luego de ese plazo, las empresas de información deben removerlo del listado, aunque la deuda no se extinguirá.
Conocé acá qué sabe de una persona el Banco Central.

No hay comentarios:

Publicar un comentario